« Entrevista a Kimsooja: "Siempre he interpretado el arte como un espejo” - Javier HONTORIA | >> Portada << | Los vaivenes de la utopía - Javier Díaz-Guardiola »

Abril 29, 2006

Muntadas, el gato y el ratón - José MARIN MEDINA

Originalmente en EL CULTURAL

17117 1
Las relaciones entre la sociedad de consumo y la práctica del arte han acelerado los ritmos de esa especie de carrera persecutoria que se han marcado entre sí, hasta el punto de que ya no es fácil saber quién corre detrás de quién: si es el gato de la globalización el que persigue al ratón de la actividad artística para neutralizarla, o si son los artistas “sociológicos” quienes tratan de atrapar las imágenes de la propaganda, de los medios de información y de la industria del espectáculo, para relativizarlas, sometiéndolas a la estrategia del distanciamiento. Este arte se propone, ante todo, estimular al espectador –y también al gran público– a una estimación crítica sobre las alternativas de integración y marginación respecto al sistema vigente de valores. ¿Cómo hacerlo?

Antoni Muntadas (Barcelona, 1942), que ha sido uno de nuestros adelantados en arte conceptual y cuya actividad creativa sobre temas de cotidianidad le valió el Premio Nacional de Artes Plásticas 2005, dice que la eficacia del hecho artístico reside no tanto en abordar como en traducir ese código “universal” de principios, valores, reglas y estratagemas socio-económicas y políticas que el sistema mantiene. Para Muntadas, traducir significa establecer una traslación –inclusive, una transacción– en el acto de poner a la vista los hechos; y esa traslación resultará subversiva –“con capacidad de subvertir”– al hacerse remarcadamente desde la perspectiva del artista. Ese desplazamiento constituye el reto y la clave de esta exposición en la que muestra diez cajas de luz de la serie fotográfica On Translation: Stand By, que comenzó en 1995 y que sigue abierta, habiendo montado parte de este proyecto en la Bienal de Venecia del año pasado, sobre el ritual urbano de establecer largas colas o hileras de personas que hacen turno para cualquier tipo de actividad social –sea administrativa, religiosa, comercial o cultural–, y el vídeo In Site 05: Fear /Miedo, centrado en el tema y en imágenes fuertes de la doble frontera (¿triple próximamente?) alzada entre Estados Unidos y México, y que plantea una especie de diálogo entre las sociedades fronterizas sobre la política del miedo, en la que todo se justifica bajo el pretexto de la seguridad, y que consigue que seamos muchos los que nos sintamos vulnerables, raros, agresivos e incómodos. La dimensión subversiva de este vídeo se acentúa, en especial, por la manera aparentemente aséptica, remarcadamente limpia, que se ha adoptado al presentar imágenes documentales de los infinitos y desérticos paramentos constructivos de esta muralla, así como de sus múltiples y frías instalaciones de vigilancia. Se trata de una subversión que viene estimulada “desde dentro”.

Una vez más la voluntad de incitar a un público más amplio y disperso ha movido a Antoni Muntadas a dirigirse también a la calle, a los transeúntes que pasen por delante de la galería donde expone. Para el arte “sociológico”, “civil” o de “micropolíticas”, la calle no es tanto un espacio destinado a la circulación y al consumo, cuanto a la comunicación. Así, Muntadas ha querido abrir esta nueva presencia de su trabajo en Madrid (donde no exponía desde hace siete años) extendiéndola a la gente de la calle mediante uno de sus famosos mensajes publicitarios, que aquí aparece escrito –en negro sobre rojo– en una de las ventanas de la empresa: Atención: la percepción requiere participación. ¿Es del todo cierto? En ello estamos.

Enviado el 29 de Abril. << Volver a la página principal <<

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por registrarse, . Ahora puede comentar. (salir)

(Si no dejó aquí ningún comentario anteriormente, quizás necesite aprobación por parte del dueño del sitio, antes de que el comentario aparezca. Hasta entonces, no se mostrará en la entrada. Gracias por su paciencia).


¿Recordarme?