« Del minimalismo al sentimiento de culpa - Juan Antonio Ramírez | >> Portada << | Delirios del poscapital - Angela Molina »

Junio 24, 2006

Experimentar la naturaleza - ALBERTO MARTÍN

Originalmente en ELPAIS.es

Eliassonhorizonte
Suele apuntarse que los trabajos fotográficos de Olafur Eliasson (Copenhague, 1967) son en cierta medida apuntes o esbozos para el desarrollo posterior de sus instalaciones, y, probablemente, el hecho de que no muestre simultáneamente ambos tipos de propuestas redunde en dicha apreciación. Pero sus series fotográficas, generosamente representadas en esta exposición, muestran una autonomía y un interés absolutamente destacable dentro de su producción artística, configurando en la actualidad uno de los tratamientos más complejos de la representación de la naturaleza a través de la imagen.

Eliasson viaja regularmente a Islandia, país con el que mantiene una estrecha relación, y recorre su territorio tomando imágenes de elementos característicos del paisaje y de sus formaciones geológicas con las que posteriormente elabora sus obras. Ahí residen, de entrada, dos componentes esenciales de su trabajo fotográfico. Por un lado, y reelaborando algunos de los presupuestos del land-art, su propuesta parte de una experiencia del territorio, la experiencia física que supone trabajar en la naturaleza, el tiempo del recorrido, el esfuerzo en la localización y la implicación del observador en la construcción de un punto de vista (algo especialmente visible en obras como Serie de caminos o Serie de Alftawatn en primer plano).

Por otro, el protagonismo del paisaje islandés, donde es posible la confrontación con una naturaleza en estado puro, no explotada o transformada por el hombre, mediante la cual el artista evoca y deconstruye al mismo tiempo la idea del viaje romántico al encuentro con lo salvaje (especialmente en series como la de los glaciares o la de Jokla).

Ambos elementos se encuentran sustentados en lo que puede definirse como el soporte fundamental de su propuesta: el desarrollo de la imagen serial. Olafur Eliasson, agrupa sus fotografías por series centradas en un único elemento (glaciares, horizontes, senderos, rápidos, fallas) y las dispone en forma de mosaico-retícula sobre la pared, acentuando así el interés por los detalles, las repeticiones, las variaciones, pero también por las sutiles conexiones entre las diferentes imágenes.

La naturaleza ya no es percibida como una totalidad sobre la que pueda desarrollarse una única mirada jerarquizada, el paisaje deja de ser un objeto de contemplación generador de emociones y sentimientos para pasar a convertirse en un espacio de experiencia, desde el que es posible generar en el espectador nuevas lecturas y modos de ver el territorio.

La exposición, que reúne trabajos de una década (de 1994 a 2004), permite ver cómo ha ido desarrollando su propuesta el artista danés. En las piezas presentadas de 1994 a 1999, sin duda excesivas dentro del conjunto, se muestra más irregular y menos interesante, con series como la de los puentes o los parques que resultan aún demasiado tipológicas y descriptivas. Pero a partir de esa fecha, el conjunto es extraordinario, con piezas muy destacables como las dedicadas a las fallas, glaciares y horizontes, que se encuentran entre lo mejor de su producción. Es interesante destacar por último, esa mirada "icariana" (usando el término de Buci-Glucksmann), que aplica en la Serie de vistas aéreas del río o en la Serie de Jokla, una mirada desde arriba que consigue transformar radicalmente el espacio físico, real, en un espacio de experimentación e interpretación.

Enviado el 24 de Junio. << Volver a la página principal <<

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por registrarse, . Ahora puede comentar. (salir)

(Si no dejó aquí ningún comentario anteriormente, quizás necesite aprobación por parte del dueño del sitio, antes de que el comentario aparezca. Hasta entonces, no se mostrará en la entrada. Gracias por su paciencia).


¿Recordarme?