« Lo que el vacío se llevó - Catalina Vaughan | >> Portada << | El tiempo que nos ha tocado vivir - Anna Maria Guasch »

Enero 18, 2009

Hiraki Sawa: «Dicen que mi obra es como soñar despierto» - Javier Díaz-Guardiola

Originalmente en abc.es | ABCD

manson1-14-13.jpg Introducirse en el universo del japonés Hiraki Sawa (1977) es hacerlo en un diario escrito en primera persona con su propia banda sonora. La vida es una carrera en la que cada vez nos alejamos más del niño que fuimos, pero hay creadores, como Sawa, que se resisten a perder esta perspectiva; y no por un acuciado síndrome de Peter Pan, sino porque ésta es una buena forma de contrastar el ser humano que somos en cada momento. Esa parece ser la filosofía que se esconde tras cada uno de sus vídeos. El último, Out of the Blue, se estrena ahora en España, en la galería Maisterravalbuena.

La instalación «Out of the blue» le devuelve a España. Intentemos concretar sus presupuestos.

Out of the Blue es una gran instalación de vídeo de pantalla doble. Las pantallas están situados sobre la vertical, cada una de cara a la otra, de forma que el público sólo puede ver una pantalla en cada momento. Out of the Blue es una obra en la que es importante la experiencia que el espectador adquiere del espacio en el que se despliega la instalación. Con las dos últimas obras, me interesaba crear con el vídeo una composición espacial en la que estuviese incluida la experiencia personal

Como artista, ¿qué mensaje quiere hacer llegar al público?

No considero que mi obra albergue ningún mensaje especial, pero me alegra saber que estimula la imaginación de los que la contemplan.

Ha mencionado de pasada su intalación anterior, «Hako», que también pudimos ver en España hace justo un año. Por entonces, la crítica afirmaba que algo se había movido en su manera de proceder. ¿En qué consistiría pues el cambio?

Sin ser muy consciente de ellos, supongo que los cambios se deben al proceso de progresión natural de mi trabajo.

Desde luego. Pero si sus primeras obras ocupaban un espacio íntimo, su apartamento de Londres. Con «Hako» empezó a emplear exteriores, algo que continúa en «Out of the Blue». Eso debe tener un significado para usted.

Cada obra es una proyección del espacio en mi mente. También Hako, la pieza para Burgos, tiene muchas imágenes del medio natural, y todas ellas provienen de mi espacio interior, que probablemente ha cambiado con la experiencia que he ido adquiriendo con el tiempo y, también al experiementar otros entornos. Por ejemplo, en mi primer vídeo, la vivienda fue captada en el entorno doméstico, lo que puede ser un reflejo del tamaño de mi espacio interior, la forma en que entendía el mundo en esa época. Pero ahora tengo diferentes visiones del mundo. Y la de Out of the Blue ya es distinta de la de Hako. Lo que quiero decir es que no trabajo con entornos reales, aunque lo sean, sino que son proyecciones de mi mente.

Es evidente esa confusión suya entre realidad y ficción. Para usted, ¿qué sería lo uno y lo otro?

Creo que la ficción existe porque la realidad existe, y viceversa. Están relacionadas entre sí. Y, desde mi punto de vista, no hay una frontera de ningún tipo entre ellas.

Hay muchos objetos comunes que tienen un significado simbólico en sus piezas...

Mucha gente dice que mi obra tiene un significado simbólico, pero yo no asigno un simbolismo a los objetos de mis obras de forma consciente. Probablemente por este motivo, algunas imágenes de mi película se interpretan como simbólicas; no estoy seguro. Pienso que, cuando percibimos el mundo en el que estamos, todos conferimos un simbolismo a los objetos, las relaciones y las cosas, sobre todo, para comprender dónde estamos.

¿De ahí la atmósfera nostálgica que las rodea?

Las impresiones que mi obra causa en quienes la ven puede variar de una a otra persona. Pero sí que es cierto que mi trabajo tiene un gran contenido de imágenes de la infancia y de recuerdos de mi mente, por lo que es comprensible que pueda considerársele nostálgico. Puede decirse que la fuente de mi obra mana de cosas muy personales y que no pueden compartirse, como los recuerdos o las emociones, pero me parece interesante que éstos puedan estar conectados con los recuerdos y las emociones particulares de otras personas. En ese territorio me muevo.

Hablemos de las escalas. Parecen una especie de «truco» que emplea para seguir seduciendo. ¿Está de acuerdo?

Yo no hablaría tanto de truco. Las escalas en mi obra eson un reflejo de la forma en que yo mismo y la gente percibimos las cosas. Por ejemplo, si hablamos sobre la escala de la luna, su diámetro real es de 3.476 kilómetros, pero en la mente de las personas puede tener tres o diez centímetros. En cierta forma, la escala en mi película refleja el tamaño de los objetos en mi mente.

El movimiento es una forma de sentir que uno está vivo. En sus películas, los objetos cobran vida simplemente por su efecto.

En los vídeos hay dos ingredientes fundamentales: el tiempo y el movimiento. Utilizo el movimiento como una de las premisas, pero considero que el tiempo es también muy expresivo. A veces se dice que mi obra es como soñar despierto. Con mis trabajos, me interesa crear un momento, algo que no está planeado y que es una especie de «momento de desconexión» de nuestra vida diaria.

El movimiento no es sólo una sensación física, sino también efecto de un desplazamiento cultural.

Por supuesto, el traslado de Japón a Reino Unido ha influido en mi perspectiva. Las culturas de Japón y Europa son muy diferentes.

La música contribuye a implicar en la historia. ¿Es la banda sonora delos sueños de los que habla?

Empleo el sonido para que los visitantes se metan más en las imágenes en movimiento. Esta vez, para el sonido de Out of the Blue, he trabajado con artistas japoneses, Tennis Coats y Tetsuya Umeda. Les di mi película y ellos hicieron una sesión de improvisación en directo con la proyección, de forma que el sonido del vídeo es grabado y no secuenciado. El sonido y las imágenes en movimiento de la película corresponden al directo. Fue un proceso con el que disfruté mucho. El asunto del sonido y las imágenes en movimiento siempre es algo intrigante para mí.

¿Existe un universo de Hiraki Sawa?

Supongo que sí, pero como existen los de muchas otras personas.

Enviado el 18 de Enero. << Volver a la página principal << | delicious

Publicar un comentario.

[ Netiquette: Protocolo de publicación de comentarios ]

(Si no dejó aquí ningún comentario anteriormente, quizás necesite aprobación por parte del administrador del sitio, antes de que el comentario aparezca. Hasta entonces, no se mostrará en la entrada. Gracias por su paciencia).

Copia las dos palabras de la imagen en la casilla correspondiente: