« Sobre Mundo consumo - Cristian Palazzi | >> Portada << | Epitafio - José Luis Brea »

Septiembre 29, 2010

Derivas situacionistas... subversión más allá de la sospecha - María Virginia Jaua

"La subversión es el movimiento mismo de la escritura: el de la muerte" Edmond Jabès

zazie2.jpg Caperucita roja le da la bienvenida al lobo feroz. Nótese que lo hace con los brazos bastante abiertos -una muestra clarísima de buena voluntad y de una hospitalidad cálida en el umbral de su abrazo y su sonrisa- , pero curiosamente no los dirige hacia arriba (a pesar de que el lobo es mucho más alto que ella) sino que -puede verse de manera clara en la imagen- lo hace con los brazos ligeramente caidos hacia abajo, -quizás esto encuentre una explicación en un mínimo y secreto gesto de solidaridad para con esa renovada sociedad del espectáculo que hoy cumple un ritual -antiguo y contemporáneo- casi olvidado: se reúne, hace ruido y deambula por las calles: busca algo que se le ha perdido.

Ella -la de la fotografía- en esa pose dulce y mártir, parece decirnos con el arrebato contenido de una pasión ingenua: quiero vivir y morir en la escritura...

Aunque sólo sea la de una palabra en otra lengua, en un cartel sin mayor trabajo, puro ejercicio lúdico, tipográfico, suspicaz.

*

(también el teclado se rebela -eso sí, en absoluta mudez- negándose a encender alguna de sus pequeñas y ordenadas l-e-t-r-a-s: puro amor y resistencia.

Enviado el 29 de Septiembre. << Volver a la página principal << | delicious

Comentarios

No solamente busca algo que se le ha perdido... busca algo que históricamente se le ha negado.

La humanidad está cansada de la esclavitud pre-cibernética. En este caso, el “ritual“, que para traspasar su histrionismo sociopolítico debe cimentar las bases concretas en los logros al introyectar a nuestros coterráneos la necesidad de florecer en aras de la libertad de tener ante sí en cada vivencia, en cada día, la tan buscada opción de apropiarnos del presente proyectandonos de una manera conciente hacia el futuro, construyendo los caminos a seguir…sin restricciones sino en el punto que resuelve a cada paso el interrogante del fin último de la existencia y de la vida.

¡EUREKA! ¡Por esa voz que rasga los silencios a la vida!Y asume los misterios sin artilugios para convertir los espacios en los escenarios vivificantes del poema imaginario del ahora y del después... ¡para siempre! y sin ese consuetudinario sentido de la perdida universal...


Me encantó leerlo.
La sorpresa: que fueras tu la autora.
Señor! Sigo pensando que las casualidades no existen, cosa que me alegra. Mañana (sin permiso) haré un copiar y pegar en Mortadel.la!
Anna


Publicar un comentario.

[ Netiquette: Protocolo de publicación de comentarios ]

(Si no dejó aquí ningún comentario anteriormente, quizás necesite aprobación por parte del administrador del sitio, antes de que el comentario aparezca. Hasta entonces, no se mostrará en la entrada. Gracias por su paciencia).

Copia las dos palabras de la imagen en la casilla correspondiente: