« Éxtasis de la blogosfera - Alejandro Kaufman | >> Portada << | Georges Perec en el laberinto - Enrique VILA-MATAS »

Noviembre 20, 2010

Más cosas sencillas sobre qué es la filosofía (sujeto)

Originalmente en Mesetas

Mistake_background.jpg Más cosas sencillas sobre qué es la filosofía: el uno anonadante y el sujeto.

El problema de pensar, de «la filosofía», etc., se puede abordar en gran medida a partir de una frase como «es siempre uno que decide».

Ese uno se «transforma», o se auto-contempla (creándose a la vez), de diversas formas. Se pueden enumerar muhcas: todo tipo de drogas, de literatura, de artes… etc. (aunque también, en general, esas drogas pueden incluir por ejemplo —digamos— descripciones conceptuales).

El problema es el de quién piensa, es, crea, recrea, fuma, etc., a través y por medio de tal uno, con ese uno, mediante ese uno en «es siempre como uno»…

Es el problema por ejemplo de quién hace qué, de quién es el agente de algo: el de la responsabilidad.

O es el problema de cómo subjetivamos todo ello, de cómo plegamos cosas en el mundo, el problema de la subjetividad y de la crítica (los criterios) de la misma, es decir: el problema de hasta qué punto estamos dispuestos a describir una cosa así, asá…, de dónde salieron las herramientas para tales descripciones… los sobreentendidos… cómo y quién valora la descripción y los criterios plegados en nosotros… hasta qué punto, en definitiva, estamos dispuestos a creernos culpabilidades varias… responsabilidades varias… agencias1 varias…

Y es que a veces puede ocurrir que queramos salir, desmarcarnos, de la simpleza de «un sujeto hace algo». Entonces podemos hablar de agenciamientos2, cosa que en inglés quizá suene mucho más lógico, pues nosotros para la palabra 'agencia' no parece que usáramos mucho, antes, el significado de «acción o poder/potencia por lo cual algo sucede»; por ejemplo, una frase breve donde se usa en inglés según el ejemplo del diccionario enlazado: «la intervención de la agencia humana en la secuencia de acontecimientos».

El problema es el del juego. Juego que se puede hacer, en el mundo, también con palabras, con instituciones, y para empezar quizás, con formas de describir el mundo, el uno, o simplemente formas de decir, minuciosamente, lo que hay, cosa que ya es… todo un mundo.

Pero… ahora resolvamos la trampa.

Una forma mucho mejor de contar el problema de la filosofía estaba en la frase «uno decide». No separando.

El problemón de verdad es entonces el del enlace, la unión, entre aquel 'uno' y ese 'decide'. Tal unión es siempre algo indecible, inenarrable, inefable (por eso tanta «locura» en filosofía).

Lo malo es que la gente está en el mundo y, entonces, se relaciona. Pero, como la comunicación está precisamente hecha para no comunicarse, cuando tal cosa descubren, siempre lo descubren de una forma singular, inapropiada. Y, entonces, son precisamente esas cosas, las inefabilidades imponderables las que en parte «han cambiado el mundo». Y lo cambian porque piden salir a la luz y, verdaderamente, solo puede salir a la luz, y en el mismo movimiento darla, dar luz, precisamente lo que no se puede decir, lo inconsistente-inconstante, que algunas veces pasa por idiota.

En definitiva, creo que en la filosofía, en parte, como a veces en las religiones, en realidad siempre ganan y ganaron los débiles. Y ello por mucho que se diga por ejemplo de la filosofía, o de Platón en particular, y de su etapa de alardes en la Gestión Ideal Administrativa de la Ciudad Ideal, ya que este señor no sería en realidad más que otro viejo chocho, otro más, en la aristocracia griega, pero medio pitagórico —antecesor, un poco, por ello, de los cristianos— otro débil más, de turno, que entonces por eso alumbró simpáticamente las locuras de futuros viejos y jóvenes chochos, para bien y para mal.


----------

Notas

1. Agencia en un sentido de la inglesa agency se ve que no está en los temibles diccionarios de castellano; vuelvo a poner entonces el enlace: www.thefreedictionary.com/agency

2. Agenciamiento: «Noción más amplia que la de estructura, sistema, forma, proceso, cte. Un agenciamiento comporta componentes heterogéneos sea del orden biológico, social, maquínico, gnoseológico, imaginario, cte. En la teoría esquizoanalítica del inconsciente el agenciamiento es concebido para hacer frente al 'complejo' freudiano.»

Enviado el 20 de Noviembre. << Volver a la página principal << | delicious

Publicar un comentario.

[ Netiquette: Protocolo de publicación de comentarios ]

(Si no dejó aquí ningún comentario anteriormente, quizás necesite aprobación por parte del administrador del sitio, antes de que el comentario aparezca. Hasta entonces, no se mostrará en la entrada. Gracias por su paciencia).

Copia las dos palabras de la imagen en la casilla correspondiente: