« Filmar de noche, dormir de día. El tío Boonmee recuerda sus vidas pasadas - Ricardo Adalia Martín | >> Portada << | Calle de Ulan Bator - Enrique Vila-Matas »

Diciembre 08, 2010

Susan Philipsz versus Ángela de la Cruz... - Jose Maldonado

Originalmente en e-limbo

Ver el vídeo

Philipz.jpg ... lo de Ángela no ha sido posible. Tampoco era la mejor del trío. El trabajo de Ángela, con todo, ha sido defendido por la crítica más conservadora. También por algún que otro moderno, y por aquellos que aún ven con buenos ojos el rollo acubanado de lo escultopictórico y de lo pictoescultórico. No es una artista muy interesante... aunque sea española y eso mole para sacar el belludo pecho patrio (me viene a las mientes el obsesivo trabajo de Gonzalo R. Cao que embreaba telas para obtener unas intensas y voluminosas deformidades devenidas del lienzo). El trabajo de Á. solo puede interesar a coleccionistas o a galeristas que siguen perdidos en un mundo reducido a la salvaje atracción de su propia e increíble masa acumulada por la historia estática y estética. El horizonte de acontecimientos de la propia obra de Á. se ha comido su premio... pero esto, claro, sucede cuando la fuente de inspiración son los colorines de las revistas y las tonalidades a la moda (Á. dixit +o-). Tampoco es que la escocesa sea la pera, que no lo es. Con lo ricas que están las peras cuando se recolectan en su punto de sazón. Susan, y su trabajo, tiene ese punto Celta de los Corries y otros populares juglares británicos, que a quien esto escribe le pueden seducir. Soy fan y eso me pierde... Pentagle... la panda del Renbourn, etc... pero desde luego Escocia tiene mejores artes que ofrecer al mundo. Cualquiera de sus scotchs, por ejemplo. Eso sí, de las Highlands a las Lowlands va un mundo, o dos.

Optar al Turner por el mero hecho de vivir en la pérfida Albión, y S. hace años que reside en Berlín (ese punto de dómina que tiene es de largo prusiano) sigue siendo un anacronismo superlativo. Al Turner en Gran Bretaña y a cualquier otro excelso premio allá donde los artistas solo comen porque el sistema les recompensa como a galgos o caballos de carreras. O Hay mercado o no lo hay... o se considera la cultura un valor en sí o da lo mismo y se pasa página y se sigue flipando con los cuatro cantamañas que hacen cosas bonitas, o feas, pero que tiene lo que hay que tener, los contactos justos y necesarios.
Lo siento Ángela, estuviste cerca... pero la deuda con Escocia es histórica y esta era una oportunidad inmejorable para compensar todo lo compensable. Lo impensable, además, va de añadido.

También reconozco que en la foto S. está esplendidamente escocesa con su pelo rojo y su ceñida falda listada... será Berlín que hace milagros... Dulzonas baladas mágicas que nos envuelven y arropan. Un té con pastitas y a contar cuentos. Una abuela vaya... y para eso tantas bajas por el camino. Cachis.

Enviado el 08 de Diciembre. << Volver a la página principal << | delicious

Comentarios

Felicidades por este breve análisis -con tanto sentido del humor- de un premio, reflejo de los tiempos que vivimos.


Oosp... pues gracias. Un poco de humor es higiénico siempre.


Publicar un comentario.

[ Netiquette: Protocolo de publicación de comentarios ]

(Si no dejó aquí ningún comentario anteriormente, quizás necesite aprobación por parte del administrador del sitio, antes de que el comentario aparezca. Hasta entonces, no se mostrará en la entrada. Gracias por su paciencia).

Copia las dos palabras de la imagen en la casilla correspondiente: