« Let England Shake - PJ Harvey | >> Portada << | Sobre Winter’s bone* - Ignacio Castro Rey »

Marzo 22, 2011

La política del lenguaje en el diseño gráfico* - Aitor Méndez

Originalmente en Contraindicaciones

deux_murs.jpg Con la desaparición de los sistemas totalitarios explícitos y la consolidación de las democracias neoliberales, es decir, la confluencia de la democracia parlamentaria supeditada a los intereses del capital, el individuo recupera una cierta capacidad de elección. Puede, por ejemplo, decidir en qué se gasta su dinero o, también, a quién ha de votar.

Esta sencilla aunque parcial conquista pone en marcha enormes intereses por el control de la voluntad porque, una vez el individuo puede ejercer la suya propia, multitud de instancias tratarán de modularla para que sea favorable a sus propios intereses. Se libra así una batalla por el control de la subjetividad en la que el diseño gráfico, como un instrumento de producción simbólica de enorme poder de penetración, juega un papel especialmente activo.

Sin embargo, desde el diseño gráfico, a pesar de los innumerables debates alrededor del lenguaje, no se ha abordado correctamente esta cuestión. El diseñador alemán Gui Bonsiepe, residente en Brasil, ejercita una fuerte preocupación por el aspecto social del diseño. En su artículo "Diseño y democracia" ofrece algunas claves para la comprensión de este escenario. Bonsiepe establece una diferencia entre dos acepciones del diseño, una, como una herramienta para la solución inteligente de problemas y, otra, como estilismo. En definitiva, la clásica oposición entre función instrumental y función simbólica. Para él, muchos de los problemas nacen de la hipertrofia de esta segunda acepción del diseño y la solución que apunta pasa por el abandono de esta segunda vía de trabajo. Un diseñador, por tanto, debería prestar más atención a la funcionalidad del objeto que está produciendo y menos a su estilo, al lenguaje con el que se expresa. Es, en este sentido, un fiel heredero de la Bauhaus y el racionalismo.

Si obviamos, no obstante, el hecho de que la función simbólica es un terreno imposible de abandonar, su hipotético abandono dejaría despejado el campo de batalla para aquellos que sí desean instrumentalizar la producción de subjetividad a favor de sus intereses particulares. A menudo, los diseñadores, molestos (o aterrados) con la condición humana, deciden orientar su trabajo hacia el sector social, tomando un punto de vista humanitario, pero adoptando un lenguaje y una estrategia similar al de su enemigo y alimentando inconscientemente aquello que critican. Pero es, precisamente, en el uso del lenguaje como constructor de subjetividad donde el diseño tiene su herramienta más poderosa y donde aún queda todo por hacer.

Intentos no han faltado. En la década de los noventa, por ejemplo, se llevaron a cabo, en especial dentro del contexto de la Cranbrook School y alrededor de la revista de diseño Emigre, diferentes experimentos aplicando algunos presupuestos de la crítica deconstructiva al diseño gráfico que desembocaron en la hipertrofia de esa parte del diseño que se ocupa del estilo, aunque se hizo sin un conocimiento específico de cómo opera el lenguaje en la producción de subjetividad, y sin un objetivo claro. Parecía, más bien, una reacción generacional que una propuesta de corte social. Como ejemplo, baste recordar que la hipertrofia de la función simbólica ha sido muy eficazmente instrumentalizada por el mercado al potenciar los valores de exclusividad y elitismo que envuelven algunos productos y servicios. La hipertrofia de los experimentos de la Cranbook School, por el contrario, parecían reivindicar algo que afectaba sólo al diseño y los diseñadores.

Entonces ¿Cómo hay que utilizar el lenguaje, el estilo, en suma, la función simbólica, de cara a la construcción de una subjetividad autónoma? Esta ponencia hará un recorrido por las diferentes estrategias que he podido ensayar a lo largo de mi trayectoria poniéndolas en comparación con otras que se hayan podido ensayar a lo largo de la historia de la disciplina.


--------------

*El presente texto es la introducción a la conferencia que Aitor Méndez va a impartir en la universidad de Valladolid dentro del seminario
"Texto y subtexto en el arte contemporáneo" el 27 de abril de 2011.

Enviado el 22 de Marzo. << Volver a la página principal << | delicious

Publicar un comentario.

[ Netiquette: Protocolo de publicación de comentarios ]

(Si no dejó aquí ningún comentario anteriormente, quizás necesite aprobación por parte del administrador del sitio, antes de que el comentario aparezca. Hasta entonces, no se mostrará en la entrada. Gracias por su paciencia).

Copia las dos palabras de la imagen en la casilla correspondiente: