« NO ES PUNK ESA CRÍTICA - Alberto Santamaría | >> Portada << | De lo políticamente correcto a lo poéticamente deseable - Sara Fried »

Junio 10, 2012

Fragmento con fotografía – Mario Bellatin

desayuno_en_Tiffanys.jpg Fue tanta la emoción que me causó encontrar la cámara Diana que me regalaron en la infancia que durante los primeros meses en que comencé a utilizarla nuevamente redacté una suerte de manual de usuario que acabo de cerciorarme contiene 23 reglas que muchas veces ni yo tomo en cuenta al momento de hacer una foto.

1- No tomar con esta cámara fotos por gusto. 2- Buscar que la luz ilumine francamente los objetos. 3- Procurar que siempre haya rojos y azules intensos en el cuadro. 4- Tratar de entender los engargolamientos de la luz. 5- Sólo se deben sacar paisajes abstractos cuando se fotografía el cielo. 6- Buscar en los paisajes cercanos principalmente la presencia de marcados puntos de referencia. 7- No forzar las instrucciones que vienen en la cámara. 8- Saber que un poco nublado –o la no presencia obvia y plena del sol– es ya nublado. 9- Nunca improvisar una foto.

Recordar siempre que la sorpresa debe ocurrir no en la realidad sino frente a la copia revelada. 10- Crear cuanto antes líneas de trabajo temático. Aunque sea dos. 11- La primera de estas líneas puede tener como referencte aquellas imágenes en las que aparece Perezvón dentro de paisajes desvaídos más allá del tiempo. 12- También puedo continuar fotografiando las secuencias “on the road” pero teniendo siempre a Perezvón o al Chevy negro como referencia. 13- Otra línea más puede tener que ver con la toma de fotos “kitsch”, que deben ser impresas en papel brillante. Una búsqueda propia de lo popular sin olvidar nunca el rojo y el azul. 14- No cambiar nunca el formato. Mis fotos siempre serán cuadradas. 15- Tratar de tirarse al suelo para aprovechar el piso. La superficie abierta crea una suerte de espacio vacío anterior a la toma misma que hace muchas veces que el objetivo adquiera cierta calidad de tinglado. 16- Crear las figuras a partir de la distorsión. Es decir, manipular las siluetas sobre todo si están lejanas para producir sombras más que realidades. 17- Fotografiar la mayor cantidad de vitrinas y maquetas posible. 18- Los contenidos –si no poseen esa línea de flotación que suele producirse cuando el fotógrafo se tira al suelo– deben estar saturados de objetos. Esta cámara entristece si no hay nada vivo o luminoso que captar. 19- La media distancia puede o no funcionar. Yo me colocaría en un punto menos que la media distancia y después recurriría a las distancias extremas, tanto para adelante como para atrás. 20- No importará nunca el ASA del rollo. Tampoco la calidad, la fecha de caducidad o estado de las películas. 21- Se deberá llevar siempre consigo una bolsa negra para manipular los rollos. 22- Buscar la foto dentro de la cámara. Si es posible se recomienda caminar llevando la cámara delante de los ojos. 23- Repito, no tomar ninguna foto neutra o anecdótica.

¿Qué tomar entonces? Algo que no sepa bien pero que vaya abiertamente en contra estas dos opciones.

*

[Habrá quién se pregunte el motivo de extraer un fragmento de un libro que acaba de ser publicado y que desde hace muy pocos días se puede adquirir en la casilla 252 de la feria del libro de Madrid. Algunos pocos paseantes se han procurado ya algún ejemplar y lo han devorado, como yo misma. Os adelanto que "El libro uruguayo de los muertos" podría ser de enorme interés para los escritores y todos los aficionados a la literatura. Pero si nos fijamos bien, el fragmento elegido revela que el libro también puede captar la atención de artistas y amantes de las imágenes que en el contexto de la feria de fotografía coincide por estos días en la misma ciudad. Este envío caníbal está dedicado a escritores, fotógrafos y aficionados a la lectura. Buscamos que sea una suerte de presentación, o mejor, de invitación a la lectura para que en los días que vienen, una vez leído, realmente os lo podamos presentar. (Quizás está demás decir que tanto el texto como la imagen son del mismo autor-colaborador de este otro salon) MVJ]

Mario Bellatin, El libro uruguayo de los muertos, Editorial Sextopiso.

Enviado el 10 de Junio. << Volver a la página principal << | delicious

Comentarios

Esto es lo que yo llamaría "un BUEN statement".


Publicar un comentario.

[ Netiquette: Protocolo de publicación de comentarios ]

(Si no dejó aquí ningún comentario anteriormente, quizás necesite aprobación por parte del administrador del sitio, antes de que el comentario aparezca. Hasta entonces, no se mostrará en la entrada. Gracias por su paciencia).

Copia las dos palabras de la imagen en la casilla correspondiente: