« Bellos cadáveres de revoluciones que fracasan - Patricio Pron | >> Portada << | EL DESIERTO FLORECE (Jordi Colomer y la arquitectura de la desolación) - Luis Francisco Pérez »

Septiembre 26, 2012

Arte y feminismo español en la capital leonesa - Ignacio Casado

90.467.jpg En estos días podemos ver en León la que probablemente sea la exposición sobre arte y feminismo más importante realizada en España: “Genealogías feministas en el arte español: 1960-2010”. El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, MUSAC, ha puesto a disposición del público interesado una cantidad ingente de trabajos generados por artistas y teóric@s que ponen de relieve, y reflexionan a partir de, la situación desfavorable de la mujer y la problemática de género dentro de las fronteras españolas a lo largo de estos cincuenta años. Si tienen la suerte de recaer en la capital leonesa antes del próximo seis de enero, reserven al menos una jornada dedicándole atención exclusivamente a esta exposición, la cual, si bien ocupa una buena parte de las instalaciones de este centro, no las agota (todavía al teclear estas líneas pueden verse las exposiciones de Félix Curto, Chatarra Americana, la de Azucena Vieites, Fundido encadenado-Break You Nice, además de Castillete. Retablo Minero (El paisaje en desplazamiento I) en Laboratorio 987, y Erreakzioa–Reacción. Imágenes de un proyecto entre el arte y el feminismo, ocupando el Proyecto vitrinas, trabajo éste en íntima conexión con la exposición protagónica). Realizo esta advertencia intentando hacer justicia a las proporciones de la muestra, sin duda acordes al marco temporal abarcado así como al abultado número de producciones llevadas a cabo en estos cincuenta años por los artistas preocupados por (en ocasiones más bien urgidos ante) la desigualdad (de derechos, de posibilidades, de opciones, de libertades) que se deriva de las diferencias sexuales y de género. Nada menos que once son las salas que se reparten el total de trabajos de la exposición.

Bajo un criterio temático se elude una secuenciación cronológica, organizándose de esta forma los materiales en módulos referentes a las genealogías en primer lugar, abordándose los orígenes y precedentes de esta problemática en el país ibero. Y es que es fundamentalmente ésta la situación que la exposición pone en primer plano, la de la práctica inexistencia de estudios serios y concienzudos que aborden, que “rescaten”, tod@s aquell@s artistas, incluso intelectuales, ocupados en prácticas de género. En España han ocurrido principalmente dos fenómenos en este aspecto: o bien se ocultaban, se invisibilizaban los trabajos relativos a las problemáticas de la mujer, de la relación entre sexos, de minorías sexuales, o bien se camuflaban con etiquetas varias, a saber, trabajo sociológico, obra política, etc. En fin, una aversión, y un miedo a hablar de feminismo, y por ende, de arte feminista, ha obstaculizado o impedido la emergencia de fenómenos como el que nos ocupa. La absurda dicotomía, leáse bipolaridad, entre machismo y feminismo ha contribuido sin duda a mantener de este modo el tema. El recorrido continúa abordando, de manera más detallada y explícita, aspectos como el cuerpo; la división sexual del trabajo; la construcción de la Historia y las omisiones que comentábamos más arriba; las luchas y reivindicaciones llevadas a cabo en distintas fechas y lugares (los ya míticos encuentros de Granada, Barcelona, Madrid); “la tiranía de la belleza”, como reza el título de la sala que plantea esa opresión tan sutil como poderosa que se plasma en el imperativo de la hermosura y la juventud; ficciones e identidades, es decir, el misterio, y el objetivo ideal, nunca alcanzado plenamente, de ser mujer; la violencia patriarcal que desgarra a la mujer; la maternidad, el terreno por excelencia en el que se debaten los ¿opuestos? naturaleza-cultura [1]; los medios de comunicación masivos, culturas populares y construcción de géneros; finalizando (previa advertencia, sobre fondo negro, de que los contenidos que usted verá en esta sala son adecuados sólo para adultos, continuando no obstante con una fragmentación etaria de los deseos, y desprendiendo inevitablemente un énfasis proteccionista con respecto a los niños que convendría discutir sosegadamente, tratando de dejar a un lado prejuicios y tabús de nuestra tradición judeo-cristiana) con algunos de los trabajos más destacados dentro del amplio y poco definido (por voluntad propia) espacio del transfeminismo y la postpornografía, una serie de prácticas que, tomando quizás a Anne Sprinkle como referencia, tienen por común denominador el desparpajo, el descaro y el elemento lúdico, escandalizando a las vertientes más esencialistas y conservadoras del feminismo al jugar libremente con asuntos tradicionalmente tan serios y vetados como la prostitución y la pornografía.

Como apuntaba anteriormente, no ha prevalecido en esta exposición la cronología de los trabajos ni de l@s artistas, sino más bien el enfoque de cada uno de ellos, su interés, su reivindicación particular. De este modo, a la par que se diseccionan transversalmente los ejes vertebradores del feminismo, se agrupan, forzándolos a dialogar, artistas de diferentes períodos y contextos sociales y políticos.
Destaco, como contrapunto a los criterios temáticos que hilan la muestra, la tabla cronológica que, sobre el muro y previa al comienzo del recorrido, supone un efectivo y necesario balance de lo ocurrido en cuanto a prácticas de género y feminismo, tanto a un nivel social y político como a otro artístico, en este período de media centuria en el país que nos ocupa.

Reflejo quizás de las políticas de ajustes y recortes que por estos lares vienen siendo habituales, y que están afectando de diversas formas a prácticamente cualquier aspecto de nuestra vida cotidiana, es la ausencia de catálogo impreso, algo que sin duda hubiera servido como soporte para la generación de las reflexiones que la palabra escrita permiten, con la calma y la marcha sosegada que la pluma, o más bien, en este nuevo milenio, el teclado imponen. Al mismo tiempo que lamentamos esta carencia, debemos felicitar al equipo responsable por (al tiempo que nos deleitamos con) el espacio virtual generado para la ocasión, muy completo, didáctico, y con los textos y el catálogo completo de obras que pueden verse en la muestra (además de una muy considerable cantidad de fotografías)[2].

En síntesis, celebramos que una institución ya consolidada nacional e internacionalmente como es el MUSAC, dedique un esfuerzo tan destacable a la historia reciente del feminismo en España, y al diálogo que con el arte ha mantenido, fructífero y revelador como pocos.


[1] Véase para problematizar las dicotomías esencialistas Anne Fausto-Sterling, Cuerpos sexuados. La política de género y la construcción de la sexualidad, Ed. Melusina, 2006.

[2] http://www.genealogiasfeministas.net/

Enviado el 26 de Septiembre. << Volver a la página principal << | delicious

Publicar un comentario.

[ Netiquette: Protocolo de publicación de comentarios ]

(Si no dejó aquí ningún comentario anteriormente, quizás necesite aprobación por parte del administrador del sitio, antes de que el comentario aparezca. Hasta entonces, no se mostrará en la entrada. Gracias por su paciencia).

Copia las dos palabras de la imagen en la casilla correspondiente: