:: colabs ::

 

23 de Febrero

Empezó el SITAC XI - Marcela Quiroz

DSC02844g.jpg ...‘hablar con’ como el diálogo y el conato de un ser-expuesto que no expone ningún secreto, sino su exposición misma. Jean-Luc Nancy

Hace algunas semanas se anunció en prensa que la próxima edición del Simposio Internacional de Teoría de Arte Contemporáneo (SITAC) que, a estas fechas debiera ya haber sucedido como suele ser su tradición acompasando el arranque de año en la ciudad de México, se recorrería hasta el mes de septiembre. Sin embargo y promisoriamente, SITAC XI inició ya de otra manera.

La noche del pasado jueves en el anexo del Museo Experimental El Eco, Paola Santoscoy, directora del espacio, presentó a Marcio Harum, curador brasileño con quien co-dirigirá la onceava entrega del SITAC (septiembre 5-7, 2013).

En un muy acertado anticipo de lo que se podrá esperar del SITAC XI, la apuesta por presentar en anticipo a Marcio Harum al contexto local, resultó en el desentumecimiento de añejas expectativas, que, independientemente del tema anual por tratar en este único foro de envergadura avocado a la reflexión teórica sobre arte y pensamiento estético contemporáneo en el país, puso en la mesa la posibilidad y la necesidad de repensar condicionamientos dados sobre el formato mismo del proyecto dialógico que ha conformado la trayectoria del SITAC.

Continuar leyendo "Empezó el SITAC XI - Marcela Quiroz"

Enviado el 23 de Febrero | Comentarios (1) | delicious

4 de Enero

(Una humilde propuesta para) llenar el tiempo - J.S. de Montfort

Sbdr0000.jpgHacer historia

Cuando el profesor de historia del arte y escritor, Miguel Ángel Hernández-Navarro (Murcia, 1977), habla en su último libro Materializar el pasado / El artista como historiador (benjaminiano) [Micromegas, 2012] de historia, y en sentido benjaminiano, se refiere particularmente a “un campo de saber, de métodos y preguntas, pero también un sentido del tiempo cercano a la memoria y a la transformación del tiempo”. Y a su recuperación como la práctica de ciertas escrituras en el tiempo, algo así como “una suerte de escritura visual, no representativa, cuyos trazos son huellas del pasado que reverberan y modifican el presente”. El volumen, con el que inicia su andadura la recién creada editorial de ensayo Micromegas, sobrevuela (sin pretender ser exhaustivo ni canónico) lo que éste llama artistas historiadores, aquellos que escriben el pasado y lo transmiten públicamente, en base a las prácticas de historia (y que, a diferencia de las memorias individuales, contienen una dimensión comunicativa). Así, mediante tales prácticas (rescatando las memorias individuales, íntimas y dejándolas fuera de la historia de los hechos), conseguirían estos modificar –aunque solo momentáneamente- el estatus de tales “visiones del pasado”, transformando la memoria en Historia (escritura) y también en historia (en la construcción del tiempo que afecta a los sujetos). Y para ello se ayudarían de una concepción del tiempo no lineal, el tiempo visto como “algo abierto y en permanente transformación”. Un tiempo “múltiple, heterocrónico, prepóstero y asíncrono”.

La tesis de Hernández Navarro sería que hay algo como un “inconsciente benjaminiano” tanto en el modo en el que los actuales artistas historiadores conciben el tiempo así como en el modo en el que estos hacen (o rehacen) la historia, en base a la imagen y el montaje. Para ello, toma como ejemplo el “pensamiento de la sospecha visual” benjaminiano, el del Libro de los pasajes, pero también especialmente el de “Sobre el concepto de historia”, del que rescata tres aspectos fundamentales: el sentido de la historia (como tiempo abierto a ser completado y redefinido), el conocimiento de la historia (la manera en la cual la historia se presenta a través de imágenes fugaces que condensan monadológicamente el tiempo) y la construcción o la transmisión de la historia (la escritura del tiempo como posibilidad de yuxtaponer imágenes, sin la mediación de la teoría).

Continuar leyendo "(Una humilde propuesta para) llenar el tiempo - J.S. de Montfort"

Enviado el 4 de Enero | Comentarios (0) | delicious

5 de Noviembre

Vladimir Nabokov, el orgasmo del arte - Juan Francisco Ferré

Originalmente en La vuelta al mundo

orgasm.jpg

Por razones ópticas y animales, el amor sexual es menos transparente que muchas otras cosas de complicación considerablemente mayor (p. 30).
Aquí es donde el orgasmo del arte corre a través de la espina dorsal con una fuerza incomparablemente mayor que la del éxtasis sexual o la del pánico metafísico (p. 155).

[Vladimir Nabokov, Cosas transparentes, Anagrama, trad.: Jordi Fibla]

Cuando se reedita una novela tardía como esta, décadas después de la muerte de su autor, llega el momento de hacerse muchas preguntas. Algunas se refieren a la obra misma, desde luego, y otras a su lugar en el canon del autor y otras aún, acaso las más impertinentes, al propio autor. Así pasa con Nabokov, uno de los novelistas más influyentes del siglo veinte, un genio incontestable de su arte, transformado con el tiempo en una sombra poderosa pero evasiva.

En esta excéntrica novela, la penúltima de las suyas, Nabokov es capaz de tender un perverso espejo a toda su obra y a muchas de sus obsesiones personales y estéticas, son lo mismo en su caso, hasta el punto de constituir un magnífico portal de acceso a su mundo singular. Aquí está la asombrosa pirotecnia y virtuosismo narrativo de su estilo, una fiesta de trucos mágicos y artificios verbales para transmitir no ya la riqueza sensorial de la realidad, o la textura en relieve del espacio-tiempo, sino para crear una realidad alternativa con un vigor plástico y una fuerza de traslación insuperables. Aquí están, quintaesenciadas, la malévola ironía y la alegre malicia con que el gigante aristocrático se burla de la ínfima existencia de los enanos, entre los que también se reconoce, como espécimen más juguetón quizá de la misma especie, prisionero de sus pequeños dramas domésticos y mundanos y sus nimias comedias de salón o, aún más ridículas, de dormitorio, lo que añade a su perspectiva una perspicacia y una honestidad a prueba de fáciles críticas ideológicas. Aquí está la sofisticada levedad y lúdica desenvoltura con que traduce las peripecias mentales y sentimentales de sus complejos personajes. Así como la excelsa gracia con que desliza insinuaciones obscenas, comentarios políticos e intelectuales, parodias literarias, bromas culturales, sarcasmos sociales, etc.

Continuar leyendo "Vladimir Nabokov, el orgasmo del arte - Juan Francisco Ferré"

Enviado el 5 de Noviembre | Comentarios (0) | delicious

18 de Septiembre

Hacia la pintura por la palabra (1) - David García Casado

perforacion_lf.jpg Después de ordenar los lienzos, botes y frascos del estudio me huelo los dedos, impregnados ligeramente de aceite de linaza, y diversas imágenes se agolpan en la memoria como bestias blandas, casi transformando mi realidad circundante, decididamente alterándola o tal vez simplemente volatilizándola. Imágenes de otros lugares, cuartos para pintar, desangelados espacios que fui llenando de objetos de naturaleza mortecina a los que la pintura habría de insuflarles algún tipo de vida o de la presencia que, por el paso del tiempo o la falta de uso, habían perdido.

Pesando en ello, mis sentidos se saturan de una nostalgia fetichista del color, el pigmento, la mezcla con el aceite y las dosificaciones de barniz y trementina, el polvo de cal y los botes de pinceles, auténticos supervivientes de mil roces y lavados químicos; raquíticos palitroques con sus lacas desconchadas, más bellos que nunca. Por no hablar de los trapos, las suavísimas telas de algodón, harapos de gastadas camisetas o sábanas viejas, empapados de productos y colores en combinaciones insólitas que eran una especie de breviario, un índice de los colores y de la acción que tenía lugar en el cuadro. El cuadro, un objeto que se me muestra desplazado en el recuerdo por todos esos rituales y todo ese increíble despliegue, tan rico y tan plástico como la propia obra.

Continuar leyendo "Hacia la pintura por la palabra (1) - David García Casado"

Enviado el 18 de Septiembre | Comentarios (0) | delicious

31 de Agosto

Lo que por sabido se calla (II de II) - Daniel González Dueñas

Originalmente en textos, imágenes, resonancias

all-rights-reserved.jpg En la antigüedad, el acto de contar historias tenía como afán supremo hacer recordar a los escuchas la existencia de los otros mundos que hay en este mundo. En la modernidad occidental, las historias (la única historia) sirven para que el escucha sobreentienda que no hay más mundo que lo material, lo visible, lo tangible; que todo se pierde; que la esencia de la materia es la devastación y del hombre la rapiña; que el mal es absoluto. Las infinitas ramificaciones tocan cada aspecto de lo cotidiano. La frase de saludo “¿Cómo estás?” no es sino la demanda de una historia; el interpelado que contesta “Bien”, decepciona a su interlocutor: no tiene historias qué contar; en cierto modo, incluso agrede a su demandante, puesto que éste infiere que aquél no le tiene la suficiente confianza como para contarle sus historias (su historia). El que dice estar bien, se halla en orden... o lo pretende; de ahí que “estar bien”, cuando no resulta una fría fórmula utilitaria, suene a hosca reserva o incluso a fanfarronada. En el marco social nadie está bien, y por una primerísima razón: estarlo —y manifestarlo— equivale a colocarse en el rango de los objetos inanimados, aquellos a los que nada sucede (es el estadio en que “la frase acerca de la agujeta de tu zapato y la frase acerca de ti” terminan por “ser iguales palabra a palabra”).

Contar historias es, en este nivel primario, un acto de poder, la transmisión de una ideología, la imposición de una mentalidad. En el reino del arte narrativo, es el cine el que cuenta las historias más vívidas, más catárticas, y no es gratuito que el más influyente modo de narrar provenga del realismo hollywoodense. No es por otra razón que Hollywood se apresuró a conquistar al cine apenas unos años después de que naciera el séptimo arte y que desde entonces el realismo haya sido, más que un género, una forma de mirar que baña a todos los géneros, subgéneros y estilos, desde el melodrama hasta la comedia, desde la fantasía hasta el documental. Desde 1900, lo que “sucede” en lo cotidiano se traduce, según los términos impuestos por Hollywood, en la “acción”: sucesos reales y acciones ficticias son desorden, rapiña, exégesis del poder, o no son.

Continuar leyendo "Lo que por sabido se calla (II de II) - Daniel González Dueñas"

Enviado el 31 de Agosto | Comentarios (0) | delicious

30 de Agosto

Diario de Woodstock - David García Casado

big pink.jpg“En el bosque hay caminos, por lo general medio ocultos por la maleza, que cesan bruscamente en lo no hollado. Es a estos caminos a los que se llama ‘Caminos de Bosque’. Cada uno de ellos sigue un trazado diferente, pero siempre dentro del mismo bosque. Muchas veces parece como si fueran iguales, pero es una mera apariencia. Los leñadores y los guardabosques conocen los caminos. Ellos saben lo que significa encontrarse en un camino que se pierde en el bosque”. (Martin Heidegger, ‘Caminos de Bosque’).

Conducimos despacio atravesando el bosque. Carreteras secundarias peinan la montaña creando un laberinto sellado desde el cielo por las copas de los árboles. Tanta madera proporciona un tipo de silencio seco al que apetece abrirse. Cabañas abandonadas o en reparación a lo largo del camino, algunas con algún coche aparcado en la puerta y quizás una canoa en el remolque.

Nos paramos en una casa al pie de un estanque de agua enrojecida por residuos minerales. Hay un pequeño muelle y sobre éste hay posada una grulla, muy quieta. Me siento como un intruso, un turista que soy en un tiempo que no es el mío. Leila me dice que no es eso, que estamos en una realidad paralela que transcurre al mismo tiempo que la vorágine tecno-industrial de la ciudad. Pero los dos coincidimos en que el tiempo aquí tiene más presencia. Cuando nos acercamos, la grulla vuela hacia un árbol cruzando el lago. Esa imagen tiene más peso en mi memoria que miles de personas atravesando Times Square en toda una mañana. “Lo and behold”, “Mira y verás”, decía el Antiguo Testamento.

Continuar leyendo "Diario de Woodstock - David García Casado"

Enviado el 30 de Agosto | Comentarios (1) | delicious

25 de Julio

Tiempo sin réplica - David García Casado

Originalmente en Art on the Tracks

Nick+Drake+zz041r3.jpg The time of no reply is calling me to stay
There's no hello and no goodbye
To leave there is no way

Nick Drake. Time of no reply.

Suena Jazz de músicos que murieron hace mucho tiempo, seguramente desperdigados en ciudades diferentes como Chicago, New York, New Orleans…, a pesar de haber sido banda algún día y haber creado juntos esta sutil pasta de tiempo.

Ahora, en este lugar y esta ciudad conecto con ellos y con su fuga. Quiero responderles de alguna manera, devolver algo de la energía que me invade; pero este es un tiempo sin réplica. La comunicación está machacada en el molinillo salvaje de la historia y pulverizada en partículas que ahora respiro.

Continuar leyendo "Tiempo sin réplica - David García Casado"

Enviado el 25 de Julio | Comentarios (1) | delicious

18 de Julio

Fragmentario (IX) - Daniel González Dueñas

Originalmente en textos, imágenes, resonancias

Untitled-New-York-1979.jpgHumildad y soberbia

No me siento superior a nadie. Esa es mi humildad.

No me siento inferior a nadie. Esa es mi soberbia.

*

Diálogo

—¿Por qué cuando alguien cambia de religión se llama conversión, pero si cambia de ideario político o de disciplina científica es sólo una cuestión de gusto?
—Quizás es una forma indirecta de probar la existencia del espíritu. La vida del cuerpo es frívola si se compara con la vida del alma. Cambiar de vía espiritual es convertirte; lo demás es sólo cambiar de ideas.
—Pero a fin de cuentas una cosa o la otra son simples cambios de creencias.
—Las creencias nunca son simples. Y menos los cambios.
—¿Por qué es tan importante creer?
—Creo que no lo sé.
—Si pudiéramos actuar sin tener que creer primero. Si sólo pudiéramos.

*

Continuar leyendo "Fragmentario (IX) - Daniel González Dueñas"

Enviado el 18 de Julio | Comentarios (0) | delicious

14 de Julio

MICROPOLÍTICAS (3): PAUL VIRILIO Y LA VELOCIDAD DEL PENSAMIENTO - Juan Francisco Ferré

Originalmente en La vuelta al mundo

263110886.jpg Hace años, José Luis Brea señaló con lucidez en Las auras frías (1991) el acierto global del pensamiento de Virilio pero también uno de los problemas estratégicos de su planteamiento: “Acierto de Paul Virilio, relacionar con las nuevas velocidades el nuevo estatuto de lo político –y de todo lo social, en última instancia. En cambio, su pequeño error: pensar que la más importante de esas velocidades pueda ser, aunque solo sea potencialmente, la del misil. La que estatuye una nueva condición política de lo social es, mucho más, la de los discursos, la de la información que la recorre y organiza. Como relámpago fulgurante”. Tras leer este nuevo libro (La administración del miedo, Barataria, 2012) cabe pensar que Virilio ha corregido esa ínfima desviación de su trayectoria de pensamiento con objeto de fundar por fin esa nueva ciencia de la realidad del siglo XXI: “una economía política de la velocidad”.

“Bajo un régimen científico-militar la democracia no puede sobrevivir sino de un modo ilusorio y parcial…El complejo industrial-militar ha terminado por hacerse con el poder”. “Es evidente que hemos alcanzado el límite de lo experimental y que hemos consagrado definitivamente el reino de lo cuantitativo, de lo calculable”. “Ahora necesitamos una revelación filosófico-científica, es decir, por fin, la convergencia del futuro de Bergson y del futuro de Einstein. Y esta vez tendrán que entenderse”.

-Paul Virilio, La administración del miedo-

Norbert Wiener, el creador de la cibernética, auguró un mundo futuro que “será una lucha cada vez más ardua contra los límites de nuestra inteligencia”. Al hacerse eco de estas palabras en este magnífico compendio de su ideario, Paul Virilio, un presocrático postmoderno, no hace sino invitarnos a oponer la velocidad del pensamiento a la velocidad de la luz (“ya no vivimos en el siglo de las Luces, sino en el de la velocidad de la luz”), entendida esta como signo visible de la transformación vertiginosa del mundo llevada a cabo por las nuevas tecnologías de la información en tiempo real. Una invitación, como él mismo dice, “a reformular el conocimiento en la era de la velocidad”.

Continuar leyendo "MICROPOLÍTICAS (3): PAUL VIRILIO Y LA VELOCIDAD DEL PENSAMIENTO - Juan Francisco Ferré"

Enviado el 14 de Julio | Comentarios (0) | delicious

7 de Julio

Conversación del sociólogo y el artista: Bourdieu – Haacke - Néstor García Canclini*

YM1_500.jpg Una primera dificultad para comprender la descomposición del orden moderno es, como acabamos de decir, no reconocer la limitación de su vigencia a Occidente y su insostenibilidad en un tiempo de interacciones globales. El segundo problema es epistemológico: buscar la explicación sólo en los actores y los procesos a los que la teoría moderna había atribuido ciertas tareas que no cumplieron.

En el diálogo que tuvieron en 1999 Pierre Bourdieu y Hans Haacke –uno desde la sociología de las prácticas intelectuales y políticas, otro desde las experiencias de artista–, intentaron razonar sus decepciones: los intelectuales se han pasado del pensamiento crítico a la gestión, los estados dan cada vez menos dinero y quieren controlar más, Europa se fue plegando al modelo estadounidense de ceder a sponsors privados la sobrevivencia de museos, radios y televisoras, escuelas, hospitales y laboratorios.

La observación exclusiva de los mismos actores entre los cuales el programa ilustrado y estatal nacional había distribuido responsabilidades lleva a constatar lo imposible: no cabe esperar que el mecenazgo de empresas privadas auspicie acciones de interés público independiente y críticas a su voracidad, todo empeorará si el Estado abandona sus tareas y piensa únicamente bajo la lógica de la rentabilidad y la ganancia.

Continuar leyendo "Conversación del sociólogo y el artista: Bourdieu – Haacke - Néstor García Canclini*"

Enviado el 7 de Julio | Comentarios (0) | delicious

salonKritik (cc) 2004-2011. KRITIK,a.c.